Jorge Zepeda: los sietes mares de la corrupción

Jorge Zepeda Patterson no es solamente un periodista, analista político, economista y sociólogo mexicano, sino también uno de los mejores escritores de thriller político. De la mano de la trilogía (“Los corruptores”, “Milena o el fémur más bello del mundo” (Premio Planeta 2014) y “Los usurpadores”) protagonizada por el grupo de amigos “Los Azules”, Jorge Zepeda plasma un mundo extremadamente complejo de una manera astuta.

El mismo Zepeda ha definido su historia como “una especie de Juego de tronos” contemporáneo. Pero, ¿por qué sus historias son diferentes a otros thrillers políticos?

En primer lugar, sus novelas no se basan únicamente en la sátira y el análisis político. El objetivo es siempre documentar y exhibir en público lo que esconde la alta sociedad. Zepeda no critica la realidad, no persigue una funcionalidad moral; sino que muestra la realidad tal y como es y la sirve en un plato frío, sin guarniciones.

Zepeda desentraña secretos explosivos basados en temas que forman la cartografía del mundo en el que vivimos: corrupción, sexo, violencia, prostitución, mafias, delincuencia, narcotráfico, poder y traición. Se adentra en los escabrosos y enrevesados laberintos de las relaciones de poder y el apetito voraz que éste desencadena.

Una de las características, que dotan la obra de Zepeda como única, es la mezcla de investigación y crónica asfixiante; un cóctel contundente que responde a sus conocimientos en sociología, su formación en política y economía y su experiencia en el mundo del periodismo. Como consecuencia a la realidad aplastante que relata, Zepeda expone un desmoronamiento social que permite al escritor adentrarse en las verosimilitudes de una trama despiadada.

Jorge Zepeda explora y desmenuza la lucha por el poder con un maestro manejo del tempo narrativo. Presenta una prosa sin ornamentos, pero eficaz; directa al grano. Desarrolla la trama de sus novelas de la mano de un estilo directo y unos diálodos tajantes. Emplea una narración externa omnisciente, que le permite conocer todos los detalles de la historia y los pensamientos de todos los personajes. Esto contribuye a ofrecer una visión completa desde diferentes puntos de vista. A través de un léxico amplio y preciso, pero sin caer en redundancias, ni reiteraciones, ni complejidadades lingüísticas; Zepeda presenta una narración ágil que capta la atención del lector y lo sumerje en las intrinsiquezas políticas.

Como conclusión, cabe destacar que el estilo de Zepeda capta los cinco sentidos tanto de expertos en política, como de todo aquel lector compulsivo ya que se sirve de un estilo sencillo cuya transparencia y claredad son necesarias para surcar los siete mares de los bajos fondos de la política.

Foto: Ana Cordero Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *