Neymar y Bale como punto de inflexión

Cojamos una barra de pan y apuntemos su precio cada julio de cada año. La variación de ese precio, cada año, nos diría como ha cambiado la valoración del pan, si por una barra se paga menos o más hoy que en el año 2000. A partir de ahí, cogemos las barras de pan más caras del mercado, hacemos lo mismo y tenemos una muestra mayor de lo que varían los precios de las barras de pan más caras del mercado. De ahí, tendríamos una aproximación, más fiel o menos dependiendo de la muestra, de la variación de precios del pan. Ahora, cambiemos “barra de pan” por “jugador” y “pan” por “mercado de fichajes”. ¿Cómo ha cambiado el mercado en relación a los precios de los veinte jugadores más caros de cada temporada?

Desde el año 2000, la precepción que se tiene es que los precios de mercado han aumentado mucho. Que ya no es lo mismo fichar a un gran jugador que antes. Si la muestra a recoger fuera hasta el año 2009 (cuando el Real Madrid desembolsó 94M€ por Cristiano Ronaldo) diríamos que no es tan así. Y, de hecho, dejando como excepción ese verano, podríamos alargar la muestra hasta 2012 y seguiríamos viendo que no ha variado tanto.

Hasta que FC Barcelona y Real Madrid no decidieron apostar por el fichaje de Neymar y Gareth Bale, respectivamente, los precios en el fútbol se habían mantenido, dentro de un intervalo razonable. Yendo a ver al jugador más caro de cada verano, antes de Cristiano tendríamos que irnos al verano de 2001 para encontrar al segundo en la lista, Zinedine Zidane, por el que el Real Madrid desembolsó 73,5M€, una cifra que no desencajaría en los últimos años. Esos dos años (2009 y 2001) fueron los únicos en los que el promedio pagado por jugador superó los 30M€, y ese dato nunca bajó de 19M€.

De 2000 a 2012: (Izquierda) Coste de los 20 fichajes más caros de cada temporada. (Derecha) Variación interanual del coste de los fichajes.

No existía una tendencia alcista previa al fichaje de Neymar y Bale, pues a pesar de la variación del último año (de la 11/12 a la 12/13), se puede observar que no es una diferencia abismal y significativa. Pero las sendas llegadas del brasileño y del galés marcaron un precedente, solo concebido (y no en tal medida) en la 2001 y 2009, que marcaron los siguientes años de mercatto.

Si antes de ese verano de 2013 el promedio del vigésimo jugador más caro superaba de poco los 15M€, desde esa fecha ha pasado a los casi 25M€. Previo a ese año, el promedio de precio de los veinte fichajes más caros era de 25M€, pero desde entonces ha pasado a los casi 44M€. Si de 2000 a 2012 se podían comparar los mercados año a año y sin miedo a decir que “esto no ha cambiado tanto”, la comparativa de aquellos tiempos con los últimos cuatro mercados no es factible.

De 2013 a 2017: (Izquierda) Coste de los 20 fichajes más caros de cada temporada. (Derecha) Variación interanual del coste de los fichajes.

De la 12/13 a la 13/14 hubo un aumento del gasto en esos fichajes del 50% y desde entonces todavía se ha aumentado un 12% más. El fichaje más caro antes del tándem Neymar – Bale promediaba los 50M€, desde entonces esa cifra ha aumentado a los 90M€. Para bien o para mal del fútbol, el mercado de fichajes ha cambiado.

¿Será este cambio transitorio o durará? Falta por ver lo que suceda en el mercado de fichajes que empezó dos semanas atrás, pero nada hace pensar que las cifras vayan a descender tanto como para llegar a niveles previos a ese 2013… ¿fatídico?

La lucha por los mejores: Barça y Madrid vs Premier League

En todos estos años no solo se ha acabado produciendo un cambio drástico en las cantidades desembolsadas, sino que a medida que pasaba el tiempo, se añadían equipos que pudieran optar a los mejores jugadores. Si antes de 2013 solo Europa aparecía en el mercado de alta gamma, China fue capaz de entrar en el juego, así como Rusia. Sin embargo, si echamos un ojo a quiénes son los “dueños” de la compra del top-5 de jugadores de cada temporada desde el verano del 2000, parece que tendrán que pasar años antes de quitar a Real Madrid o FC Barcelona del podio.

(Izquierda) Cantidad de jugadores del top-5 fichados desde 2000 por países. (Derecha) Cantidad de jugadores el top-5 fichados desde 2000 por equipos.

La Premier supera a España, pero no es capaz de estar por encima de FC Barcelona y Real Madrid. El equipo blanco, sobre todo, ficha a uno de cada cinco jugadores del top-5 de cada temporada desde el 2000. O, lo que sería equivalente, cada año ficha, de promedio, un jugador de los más caros del mercado. Esto, en los últimos dos años, desde Suárez y James Rodríguez, no es así, y ni FC Barcelona ni Real Madrid aparecen en el top-5, algo que no parece que vaya a tardar en volver a la normalidad.

Italia se entromete en la clase media-alta

Pero parece que el interés por los jugadores decrece en los grandes de La Liga a medida que bajamos posiciones. De hecho, del sexto al vigésimo jugador más caro de la temporada, la Premier League sigue en la cima, pero en un segundo escalón, y lejos, está Italia, relegando a España al tercer lugar. La clase media de equipos de La Liga no es capaz de competir, a nivel de precios, con las otras dos. O lo que es lo mismo, la brecha de desigualdad en términos de mercado de fichajes es mayor en España que en Italia o Inglaterra.

La mitad de jugadores de la sexta posición a la décima, es decir, el top-10 sin contar los cinco primeros de jugadores más caros, se van a la Premier League. Un 35% se reparten entre Italia y España y el resto de ligas, lo que queda.

Pero no varía mucho el porcentaje si bajamos un poco más y nos fijamos en el top-20:

Destino de los jugadores undécimo a vigésimo más caros del mercado desde el año 2000.

Si bien es cierto que la muestra de países se amplía, los casos se cuentan con los dedos de las manos. China, que ha sido capaz de entrometerse en el top-5 en los últimos años, no tiene un mercado interno potente, y lo que busca fuera lo hace a precio de oro. Con España e Italia en la lucha por el segundo lugar, es Inglaterra la que se lleva la baza, o un 40% de los jugadores.

La Premier League y el resto

No hay color. En los últimos 16 años (de 2000 a 2016), la Premier League no tiene rival. Incluso sin una proyección en competiciones europeas que justifique sus inversiones, Inglaterra es capaz de quedarse con más del 40% de los veinte jugadores más caros de cada mercado. Este hecho es explicado por el número de equipos que año a año compiten por el título, pues pasa lo mismo en España o en Italia (no en tanta medida), pero la cantidad de equipos grandes se reduce.

Destino de los veinte fichajes más caros de cada mercado desde el año 2000 hasta invierno de 2016.

Tenemos que trasladarnos hasta la séptima posición en equipos para encontrar a uno que no sea de la Premier o Barça o Madrid, y hasta la novena para ver al Bayern. El poderío de los jeques se ve reflejado en el podio y, en otro tipo de poder económico, se encuentran “los de siempre”. Sin embargo, esto no parece menguar y mucho tendrán que crecer Italia y España (y sobre todo el resto) para poder hacer sombra en el mercado a la Premier League.

1 Datos extraídos de Transfermarkt.
2 No se actualizan los precios porque se valora única y exclusivamente el mercado del fútbol, buscando un índice de variación de precios que poco o nada tiene que ver con los indicadores económicos habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *