La paradoja de Ovidio

No es habitual salir del casino con más dinero del que entras. Se alimenta de las pérdidas de los apostadores y cada día que abre, la casa de apuestas lo acaba con ganancias. Es evidente, pues, que la esperanza matemática, el valor medio de lo que se tiende a tener de más o de menos al pasar por allí, es negativa.  El hecho que explica esa media lo explica Ovidio en una de sus frases: “Para no perder, el jugador no deja de hacerlo”. Nos encontramos ante una paradoja que tiene su explicación.

Imaginemos una ruleta en un casino, pero que solo nos permite apostar al rojo, al negro y al cero. Cuando un jugador llega tiene una esperanza ‘x’ del dinero con el que saldrá de ahí, negativa, porque apueste lo que apueste, la banca tiene más probabilidades de vencer. Gane o pierda, en la siguiente tirada tendrá la misma esperanza que antes, como si volviera a salir y entrar del lugar, con más o menos dinero. Los números nos dicen que habrá más jugadores que pierdan la primera tirada y que, para no acabar en negativo, seguirán jugando y, en un mayor número de ocasiones, seguirán perdiendo, porque el casino tiene más probabilidades de ganar.

Si cuando Ovidio formuló su paradoja pensaba en el lado más negativo de su significado, el motivo de estas líneas parte del positivo. ¿Por qué una casa de apuestas no establece más controles si hay amaños? En pleno siglo XXI, en el auge del Big Data, no se da por imposible que una casa de apuestas detecte amaños, y más que podría si centrara mayores esfuerzos en ello. De ser así, la Comisión Nacional del Juego no estaría tan abandonada en la tarea de localizar esas trampas, pero la pregunta que nos debemos hacer es si realmente les interesa a Bet&Win, Betfair, Bet365 y demás compañías servir de apoyo.

La cantidad de información que las casas de apuestas recopilan de sus jugadores es abismal. No solo personal, sino que son capaces de almacenar cada una de las apuestas, con todo lo que ello conlleva. Al final del mes, una casa podría llegarnos a decir cuánto dinero se apuesta, con qué frecuencia, qué probabilidades tiene el jugador de acertar y mil variables más que, bien juntadas y analizadas, podrían hacernos encontrar patrones que permitirían definir cuándo hay señales de amaño.

En 2016, un informe de FederBet AISBL, la Federación europea de casas de apuestas, constataba que había sospecha de amaños en 223 eventos, entre los cuales se encontraban cuatro de la Tercera División española. Si este informe lo realizaran las propias casas de apuestas, podemos decir sin temor a equivocarnos que esos números ascenderían, y posiblemente de forma escandalosa. En Italia, por ejemplo, había equipos reincidentes en dicho informe, como es el caso del Frosinone, del que hay sospecha de amaño en cinco de sus encuentros, o del Messina y el Catania, en cuatro. Que haya una sospecha permite la investigación posterior, pues sería irreal investigar cada uno de los encuentros que se disputan. Y, a día de hoy, los números permiten adivinar cuándo esas investigaciones son pertinentes.

El problema, como en muchas ocasiones, está en la rentabilidad de este tipo de acciones. ¿Cuánto costaría a una casa de apuestas crear o ampliar un departamento de investigación del fraude en el juego? O, mejor dicho, ¿costaría menos que cubrir las pérdidas generadas en los eventos en los que existen amaños? Al final, el amaño de partidos es ilegal, y constituye un delito, pero los primeros que teóricamente pierden son las casas de apuestas, las más habilitadas para participar en la búsqueda activa de estos casos.

Hasta qué punto pueden las casas ayudar a encontrar y cuánto cubren de ese límite está un tanto en el aire. Sin embargo, que existen herramientas para poder descubrir más casos, si realmente hay tantos como se plantean desde varios estamentos del deporte, es un hecho. Pero la cuestión está en esa paradoja que aplican las casa de apuestas, la de no parar de perder para no perder… más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *