La Juve desnuda al Barça

“¡Que la remontada sirva para ganar la Champions!” – ha sido la frase más escuchada los últimos días en Barcelona. Nadie podía imaginarse encajar una nueva goleada en Europa. El Barça apuntaba alto en la Champions y el aficionado intuía una buena reacción del equipo tras desengancharse de la liga en Málaga. Pues bien, la derrota no fue tan contundente como en Paris, pero casi, y las sensaciones que dejó el equipo fueron las mismas: pobreza ofensiva, fragilidad defensiva y falta de entrenador. Costará esperanzarse una segunda vez, hasta el mismo Luis Enrique parece haber tirado la toalla – “me cuesta creer en la remontada”, decía ayer ante los micrófonos. El Barça volvió a naufragar y la frase que se escucha ahora es: “¿Para esto sirvió la remontada!?

Puede que el 6-1 al PSG no sirva para ganar la Champions pero sí para conocer mejor al Barça de Luis Enrique, capaz de alcanzar el mayor de los retos y, al poco tiempo, verse derrotado sin apenas acechar la portería rival, como ayer en Turín. No puede afirmarse que una nueva remontada sea imposible, puesto que hay calidad de sobras en la plantilla para ganar 4-0 a cualquier rival, pero sí se puede afirmar que el Barça está huérfano de propuesta futbolística, lo que le hace ser tan irregular. A menudo culpamos a determinados jugadores de dicha irregularidad, de los malos resultados (que si André Gomes es muy lento, que si Mathieu no tiene nivel, que si Iniesta y Busquets están bajos de forma, etc) cuando la realidad no es otra que un problema de estrategia conjunta.

Luis Enrique se empeña en mover piezas en cada partido, lo mismo con el sistema, usando alternativamente el 3-4-3 y el 4-3-3, lo cual es fantástico para agitar al equipo, incrementar la competencia entre jugadores y dosificar las fuerzas. Seguramente es precisamente esto lo que busca Luis Enrique, salud física y motivación de sus jugadores. Pero, ¿lo ha conseguido? No sólo no ha dado con esto, sino que se ha olvidado del fútbol, la parte más importante. Se mueven las piezas pero da la sensación que no se comunica al jugador cuáles son sus tareas. Sería interesante saber las indicaciones que recibió ayer Mascherano antes del partido. El argentino fue un claro ejemplo de la incertidumbre que sufre el equipo cuándo no tiene el balón. No supo en ningún momento a quien tenía que marcar, dónde tenía que posicionarse ni a quien tenía que buscar al iniciar el juego. La actuación de Mascherano nos da por concluir que, sencillamente, no hubo indicaciones, o bien no se transmitieron de la forma adecuada.

Lo mismo sucedió en la faceta ofensiva, dónde no hubo ningún tipo de plan. Pongamos por ejemplo las actuaciones de Iniesta y Messi. Intentaron en todo momento deshacerse de los rivales a través del regate, abusando de la conducción, hasta el punto de perder el balón o intentar un pase entre líneas, a veces de manera desesperada. Estos jugadores son demasiado buenos técnicamente como para correr tanto. El entrenador los acusó de jugar sin intensidad, una afirmación incomprensible después de haberlos visto correr y terminar el encuentro agotados. Corrieron, si, pero sin sentido y mal rodeados. Apenas se pudieron ver apoyos cercanos ni desmarques. Luis Enrique se ha desentendido de la estrategia ofensiva pensando, quizás, que los jugadores, por ellos mismos, ya encontrarán la solución.

En el fútbol, incluso Messi necesita un guión. Sin éste, sólo nos queda apostar por el amor propio de los futbolistas y su grandísima categoría. Ellos mismos, Messi y compañía, son la baza de este Barça, que tiene la obligación de morir matando.

3 Comments

  1. Reply Post By antonio

    Es obvio q el equipo se cayó Luis Enrique ganó mientras la reserva del anterior duro nunca se dio cuenta q cada vez q cambio el equipo perdió

  2. Reply Post By antonio

    Tuvo el título a su disposición pero la terquedad y la falta desgracia lo hizo perder cada vez q tuvo la oportunidad hoy talves y sólo talves gane la Copa el equipo no tiene juego de conjunto como con peo

  3. Reply Post By antonio

    Matheu es un fiasco Sergio Roberto es de chispazos Andrés Gómez da vergüenza Alcacer es del Valencia y Luis Enrique sienta Alba y dinne q son mucho mejor q los q pone me parece q no sólo debió decir año seguía debió irse de una vez Chao Luis no tienes calidad para el barca ganaste con la reserva q dejo pep

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *