Alcácer lejos del área rival

Por lo que más destaca Alcácer, su papel con balón dentro del área y su movilidad en ella, unas cualidades que encajan con el Barça de Luis Enrique, ya os hablamos en Garrincha Magazine, en el análisis titulado ‘Alcácer en el área del Barça’. Sin embargo, miremos hacia atrás, no en el tiempo sino en el campo. ¿Qué puede aportar Alcácer lejos del área siendo un delantero que se nutre en ella?

Paco Alcácer con y sin balón

Sabiendo que sus habilidades no le permitirían destacar dentro de un equipo de media tabla, alta, de La Liga, Alcácer se hizo un nombre, no solo con sus goles, con su entrega. Cuando su equipo no goza del esférico, el valenciano se muestra incansable en la presión y sacrificado en el repliegue. Incapaz de dejar colgado a un compañero, Paco está al servicio del equipo en tareas defensivas. Sin tener característica alguna de defensor, es capaz de replegarse con rapidez y de presionar con dureza, cualidades que Luis Enrique aprecia de todos aquellos que no son unos fuera de serie.

La otra parte es más interesante. ¿Qué hará Alcácer el día que reciba un balón en tres cuartos y en plena fase de creación? No se ha encontrado aún en situación, pues lo que haya vivido en el Valencia, e incluso en la selección, en poco se asemeja a lo que vivirá en el Barça en situaciones parecidas, pero podemos intuir que, como mínimo, no será un balón desperdiciado. Continuamos.

Sin tener una visión de juego fuera de lo común, sin gozar de un toque exquisito en el pase y sin gozar de una estatura portentosa, Alcácer tiene el don de jugar de espaldas al área. No a la portería, sino al área. Dejar de lado, por unos instantes, el fondo de la red y aguantar tanto el balón como el esférico para habilitar a la segunda línea o buscar el desmarque de un compañero. De hecho, sin vistosidad, es capaz de encontrar una solución sencilla, o la más simple, dentro de un contexto complicado para un delantero, un nueve que, a fin de cuentas, es lo que es Alcácer.

Alcácer es tanto un complemento como un recambio para la MSN. Sin duda alguna, su irrupción en el juego no influirá, en ningún caso, de forma negativa en Messi, Neymar o Suárez, pues, como dice Abel Rojas en ‘Paco Alcácer y la MSN’, es capaz de estar quieto en el sitio adecuado si el momento lo requiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *